Martes 22 de agosto de 2017
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 7.17.2017

El cinismo de un golpista: Temer habló de la “falta de democracia” en Venezuela

Michel Temer, mandatario golpista de Brasil
Michel Temer, mandatario golpista de Brasil

El mandatario de facto de Brasil aseguró que el país caribeño podrá volver al Mercosur cuando se restablezca la democracia. El sábado, en el mismo momento que, por iniciativa del presidente argentino Macri, se sancionaba a Venezuela, Nicolás Maduro hablaba telefónicamente con Milagro Sala, presa política del gobierno de argentino.

El sábado 5 de junio, tras las presiones al gobierno uruguayo de Tabaré Vázquez, el presidente argentino, Mauricio Macri, logró que el Mercosur aprobase una sanción contra Venezuela. Una “suspensión por tiempo indefinido”, que se aplicó con el argumento de que en el país caribeño se habría “roto el orden democrático”.

En esta ocasión, el Mercosur aplicó el Protocolo de Ushuaia, en clara tergiversación de la esencia de aquel acuerdo de 1998, que tenía como fin proteger a los países de posibles golpes de Estado.

Ese protocolo se aplicó por primera vez en Paraguay en 2012, cuando se destituyó mediante un golpe parlamentario a Fernando Lugo, y, aunque la situación fue similar, no se aplicó en Brasil en 2016, cuando mediante otro golpe parlamentario se destituyó a Dilma Rousseff y se puso en el poder a Michel Temer.

Luego de la sanción, y con un nivel de cinismo casi inimaginable, el mandatario golpista Temer, aseguró: “Cuando Venezuela vuelva a la democracia, podrá volver también al Mercosur donde la recibiremos con los brazos abiertos”.

Temer, quien es rechazado por el 80 por ciento de la población de Brasil, aseguró que está “al lado el pueblo venezolano”.

Por último, y sin sonrojarse, Temer aseguró que “no hay más espacios para alternativas no democráticas en América del Sur”.

Macri con los golpistas, Maduro con Milagro Sala

En el mismo momento que, por iniciativa del presidente argentino, los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se reunían para sancionar a Venezuela, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tenía una conversación telefónica con Milagro Sala, presa política del gobierno de Macri.

El encuentro telefónico se produjo en el programa Rompiendo moldes, de Radio Rebelde, AM 740.

En ese breve pero emotivo diálogo, el presidente venezolano le dijo a Sala: “estamos iguales, Milagro. Estamos asediados, perseguidos, martirizados, torturados por los mismos de siempre, las mismas oligarquías. Resiste, Milagro, pronto nos vamos a dar un abrazo de victoria. Te felicito por tu fuerza moral. Resiste, porque nosotros llevamos en nuestra alma el espíritu rebelde de los libertadores”.

“Al igual que tantas voces de América Latina, del Caribe y del pueblo argentino, clamo porque definitivamente se haga justicia y se pase esta página de bochorno judicial contra nuestra hermana latinoamericana, sudamericana, argentina, Milagro Sala, y la podamos ver muy pronto transitando los caminos de la lucha en las calles de Argentina”, remarcó Maduro.