Sábado 18 de noviembre de 2017
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 6.17.2017

Estados Unidos y Brasil comienzan maniobras militares conjuntas en la Amazonía

En la triple frontera de Colombia, Brasil y Perú, militares de EE.UU. y los Ejércitos de estos tres países latinoamericanos realizan una maniobra militar conjunta en la región de la Amazonía. El Gobierno de Bolivia rechazó una invitación para participar.

Desde este lunes, en la región de la Amazonía, se lleva a cabo el mayor ejercicio militar operado por las fuerzas brasileñas, con la participación de militares de Colombia, Perú, el Comando Sur y la Guardia Nacional de Estados Unidos.

Con el argumento de ensayar actuaciones en situaciones de emergencias humanitarias, alrededor de dos mil soldados se instalaron, hasta el próximo 13, en la triple frontera de Colombia, Brasil y Perú, en el territorio de Tabatinga, localidad del estado brasileño de Amazonas, a donde solo hay acceso en barco o avión.

Observadores de las Fuerzas Armadas de 19 países se suman a los 1550 militares brasileños, 150 colombianos y 120 peruanos que participan junto a los norteamericanos en la maniobra. Además, se tiene prevista la instalación de una base logística multinacional integrada para la coordinación de las actividades.

La participación estadounidense a esta maniobra militar generó un debate en la Cámara de Diputados de Brasil, por parte de partidos opositores al gobierno golpista de Michel Temer. Glauber Braga, del Partido Socialismo y Libertad (PSO), aseguró que la participación de militares estadounidenses podría representar pérdida de soberanía y subordinación del Ejército brasileño.

La analista internacional Ana Esther Ceceña, en declaraciones al canal de noticias multiestatal Telesur, aseguró que esta campaña es una operación para acabar con los Gobiernos progresistas en América Latina.

“El objeto del Ejército de EE.UU. que se encuentra entre Brasil, Perú y Colombia es tener una posición preparada, y dejar una base montada para cualquier momento que se requiera una intervención o una respuesta que pueda ser una contingencia generada por las presiones que ejerce el propio ejército de Estados Unidos en la región”, aseguró Ceceña.

Explicó que “los ejércitos de Colombia, Brasil y Perú tendrían la posibilidad a partir de allí de movilizar, tanto en Venezuela como en Bolivia, una amenaza directa a aquellos gobiernos que están de algún modo confrontando las políticas hegemónicas pero también de aquellos países que hay enormes riquezas naturales”.

El pasado mes de junio, el Gobierno de Bolivia había rechazado una invitación para participar en estas maniobras militares.