Lunes 19 de febrero de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 8.18.2018

Lula no podrá ser candidato

"Sin Lula es fradue", la consigna de los movimientos que apoyan al exmandatario brasileño

El nuevo presidente de la justicia electoral brasileña, Luiz Fux, anunció que se cumplirá la ley que impide que personas condenadas sean candidatos. Especialistas aseguran que el sistema judicial pretende cercar a Lula para impedir su candidatura. “No puedo aceptar que ellos intenten desmontar con mentiras al Gobierno mejor valorado de este país”, afirmó el ex presidente.

Luiz Fux, el nuevo presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Brasil, anunció que hará cumplir la ley que impide que personas condenadas presenten candidaturas.

Luego de su toma de posesión, Fux declaró que la justicia brasileña “será irreductible con la aplicación de la Ley de Ficha Limpia”, impulsada durante el gobierno de Luiz Inacio “Lula” Da Silva, que impide candidaturas de personas condenadas por delitos de corrupción, abuso de poder económico, asesinato y tráfico de drogas.

Aunque no mencionó directamente a Lula, el nuevo presidente de la justicia electoral brasileña dijo que “el que está condenado en dos instancias es ficha sucia, y el que es ficha sucia está fuera del juego democrático”.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) y precandidato que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre de 2018, con una intención de voto del 37% (20 puntos arriba del segundo, el ultraderechista Jair Bolsonaro), fue condenado por un tribunal de segunda instancia, sin ninguna prueba en su contra, en enero último.

Con la intensión de proscribirlo e impedir su candidatura, el Tribunal Regional Federal N° 4 (TRF-4) de Porto Alegre ratificó y aumentó el fallo del juez federal Sergio Moro, y condenó a Lula a doce años y medio de prisión y dieciocho de prohibición para ejercer un cargo público, por el presunto delito de corrupción, nunca demostrado, en la Operación Lava Jato.

Ahora, las declaraciones de Fux, quien es también juez del Supremo Tribunal Federal (STF), cierran las puertas a la candidatura del ex presidente para las elecciones de octubre.

“El gran crimen que cometí fue conseguir que la gente de abajo subiera un escalón en la escalera de la conquista social. Es el crimen que muchas personas no aceptan”, aseguró Lula en una entrevista a un medio local.

“Solo tienen una manera de derrotarme: Peleen conmigo, no traten de quitarme del tapete”, sostuvo.

El ex mandatario dijo que confía en que aparezca la verdad y que no puede aceptar “que ellos intenten desmontar con mentiras al Gobierno mejor valorado de este país”.

Los abogados de Lula han insistido en la naturaleza política del juicio en su contra y presentarán un recurso especial que evalúe el mérito de la acción o su nulidad, e igual plazo para un recurso extraordinario en el STF que cuestione o anule el dictamen.

Además, a su defensa también se sumará el ex ministro de la Corte Suprema brasileña, José Paulo Sepúlveda Pertence, quien presentará la defensa de Lula ante las cortes superiores.

Pertence aseguró que Lula es la figura pública más perseguida en Brasil desde el ex mandatario Getúlio Vargas, líder laborista que se suicidó en 1954, en medio de una fuerte campaña periodística por corrupción.